Publicado en cuento corto

El abuelo esotérico y sus cartas

Cartas

 

Juan Ignacio había crecido viendo a su abuelo siendo un cascarrabias, muchas veces callado y otras veces encerrado en la sala de la casa oyendo música o sin emitir ningún ruido o hasta hablando solo. Juan Ignacio siempre se preguntaba qué hacía su abuelo en la sala.

Cuando Juan Ignacio fue creciendo se fue alejando del pueblo donde vívía su abuelo, pero se dio cuenta de ciertas particularidades que le resultaron curiosas al ahora muchacho.

Resulta que el abuelo de Juan Ignacio era esotérico, según comentaban los parientes más cercanos. Le intrigaba el más allá y el más acá como dicen algunos escritores, pero sobre todas las cosas le interesaba saber el futuro. Se consideraba libre pensador y le encantaba discutir a gritos si era necesario o imponer sus creencias. Sin embargo, muy pocas personas comentaban ese lado oscuro del abuelo ya que era “espinoso” hablar o comentar en público el asunto.

Los esotéricos y los que buscan las respuestas en los espíritus siempre se encuentran con aliados, ya sean estos familiares, o amigos cercanos, muy cercanos a la familia. En la familia había una cuñada del abuelo que también gustaba de las sesiones espiritistas y ambos sabían donde habría una sesión y cómo podían congregar a otros adeptos. Sin embargo, a pesar que la casa del abuelo era poblada de espíritus (ya que hubieron muchos difuntos jóvenes y enteros en la vida de la familia cuando partieron), y porque de alguna manera algún miembro de la familia había visto algún aparecido en la antigua casa, nunca se atrevieron a convocar esos espíritus en la propia casa, pero siempre encontraban algún lugar donde había gente dispuesta y donde habían “almas” disponibles en línea para “comunicarse”. Nunca se supo qué habían descubierto en esas sesiones, pero la más memorable fue cuando a la cuñada y al abuelo en una de tantas invocaciones los persiguió una mesa, sí, como lo lee y después de esa no quedaron convidados a seguir con las sesiones.

A pesar del susto, al abuelo siempre le quedó la idea de querer saber el futuro, por eso sabía un método donde con una baraja normal podía auto leerse la suerte y esto lo hacía sin saberlo a ciencia cierta, una vez a la semana o conforme lo mereciera la urgencia del caso.  Lo malo es que nunca pudo saber cuándo se iba a morir, cuándo se se iba a ganar la lotería o si iba salir sin caer preso producto de las revueltas políticas en las que se envolvía por su partido político. Tampoco pudo saber cuándo iba a morir el amor de su vida, la abuela; o que terminaría sus días solo y enfermo en casa de una de sus hijas. Sin embargo, a pesar de ser esotérico vivió su vida como quiso, sin miedo a consecuencias espirituales, ni a la Iglesia católica o los curas o lo que pensara la gente.

El cuento de la mesa persiguiéndole fue memorable y alguno de los nietos quisieran saber qué le habrán dicho las cartas en realidad. En la historia del abuelo quedarán sus lecturas de cartas periódicas, sus sesiones espiritistas y el avistamiento de espíritus con testigos, porque eran espíritus traviesos y siempre querían que los vieran.  Sin embargo, el abuelo era exagerado y no puede saberse a ciencia cierta si todo lo que contaba era real o no o lo había exagerado.

Quedó para la historia, un abuelo esotérico. Menuda leyenda para la familia que vive hasta nuestros días.

Anuncios
Publicado en cuento corto

“El Blanco”, el gato

img_cuidados_para_un_gato_blanco_22477_paso_3_600

Resulta que toda mi vida he sido completamente aficionado a tener perros. Durante mi niñez y hasta los veintitantos años tuve perros, una dálmata la más memorable Pecas; un pastor alemán que era de nuestros vecinos, el Boe y vivía casi con nosotros; y otros perros que nacían fruto de amores callejeros de la dálmata: Percy, Bali, Nieves, Berna (que murieron atropellados) y el Negro (que no era hijo de la Dálmata) que una señora que nos ayudaba en la casa lo regaló, porque no lo soportaba más, sin mi permiso obviamente.

Hace 7 años inicié la aventura de criar un gato, cosa que nunca había hecho por la mala fama que tienen los gatos. Mi hermana tuvo su gata, La Pepa, y vivió 12 años. Este gato que adopté hace 7 años era blanco y macho, la Pepa hembra y operada o sea no tenía gatitos, pues se escapó de morir en su primer parto. Pero El Blanco en honor a su color, fue un macho que desde los 6 meses de edad anduvo regando hijos y se volvió un adulto gatariego (una palabra inventada, pero real en el mundo gatuno). Lo singular de este gato es que con cada novia que tenía nos llegaba a dejar a sus novias y crías a la casa, por lo tanto cada gato blanco que aparecía alrededor era obvio que era su hijo. Era la primera vez que criábamos un gato macho, por lo tanto era una novedad cómo tratarlo y cómo darle de comer. Empezó durmiendo conmigo, a mis pies y cuando ya se independizó dormía en el día y desparecía de noche. Siempre había una constante, llegaba a pedir de comer y sabíamos que venía porque nos miraba por la ventana y era su momento de entrar a comer.

Leí en algún artículo que los gatos se crían mejor si no se les deja salir a la calle. La realidad es que volverlos criaturas que pasen encima de uno no tiene ninguna gracia. Estos dos gatos dormían de día en la casa o en el jardín y de noche se iban de parranda. Los oíamos en el techo y sabíamos que allí estaban.

El Blanco se volvió el macho alfa del lugar donde vivimos y por lo tanto un gran peleador. Por este motivo, su aspecto cambió drásticamente, se volvió musculoso y con patas grandes de macho. Además, que aparecía arañado y con heridas que él mismo se curaba. Era muy inteligente y sabía cómo conseguir las cosas o cómo vengarse cuando no hacíamos lo que quería. Hablo en pasado de este gato porque luego de haber criado y convivido con una hembra gato  y  un macho gato, son preferibles las hembras, pues se auto cuidan más y son más tranquilas.

Al momento de escribir estas letras El Blanco está desaparecido. Tiene un mes de no aparecer, y no lo hemos visto en los alrededores, lo que indica que sus días de peleador y de macho alfa han terminado, posiblemente. En mi memoria quedarán los tiempos vividos en su niñez gatuna, sus singularidades y simplemente ser “El Blanco” que llegaba de parrandear.

Nota: la foto es con fines ilustrativos solamente.

Publicado en Amor, Reflexiones, Superación

Vida en pareja, ¿un cuento?

pareja-rota-amor

Vivimos en el siglo XXI, donde parece que la vida en pareja es acaso ahora ¿un cuento? ¿Estamos quizás al borde de que la familia como la hemos conocido los que tenemos treinta o cuarenta años o más, ya no exista o no va a existir más? ¿Qué pasa en la sociedad de hoy? ¿Ya no son importantes las parejas? ¿Es más importante realizarse como individuo, en lugar de como familia? ¿Es más importante que una persona (sola) cumpla sus sueños unoparentales, que vivirlos en familia?

Estas y muchas preguntas me las he hecho continuamente. Esto es por lo que veo y vivo, y por lo que experimento a mí alrededor. Existen miles de causas válidas para que una pareja no se forme o si se forma no esté más junta, pero ¿adónde se fue el amor? ¿Adónde se fue el deseo de estar juntos, de decidir una vida en común en pro de unos valores más altos, que van más allá de lo que no te parece simplemente o lo que te ha cansado?

Existen muchas realidades sobre la vida en pareja. Viene el enamoramiento, se calma el fuego, entra la cotidianidad, vienen los hijos, se enfría la relación y llegan los años donde no hay más lozanía de juventud, sino tedio, costumbre y fastidio. Entonces, venís, hacés un examen de conciencia y no te gusta lo que ves. Será que tu pareja ya no es la misma con la que te casaste y como dice la sociedad hoy en día, hay que reinventarse y te divorciás. ¿Te das cuenta que ya no existe más la decisión de estar con esa persona en concreto o que simplemente la chispa se acabó? ¿Pero qué hay más allá? ¿Existe la vida más allá de esa vida en pareja que has creado y que ya simplemente no te va más?

Muchas de estas preguntas tienen sus respuestas en varias condicionantes y múltiples respuestas pueden ser posibles.  Sin embargo, para estar junto a esa persona con la que has convivido tantos años debe haber decisión de estar y convivir, y lo demás viene por añadidura. Sé que Dios es muy importante y es un componente muy importante de la relación, pero al final el bombardeo del mundo exterior y mediático puede eliminarlo de la ecuación y decidís mandarlo todo al carajo.

Entonces este título que la vida en pareja es ahora ¿un cuento? ¿Es real o no? Ya nadie está dispuesto a sacrificarse, a pensar en los hijos fruto de la relación y mucho menos pensar en la persona que estás “despachando”, casi como el día que se casaron, con la ropa puesta y nada más.

¿Adónde va a quedar la familia hoy en día? ¿En un cuento para contárselo a los más jóvenes?

Cada quien tiene una forma de ver la vida, y de vivirla y quizás encontraron que separarse era lo mejor, pero ¿dónde queda el recuento de daños, y los pedazos para juntarse? Es cierto que puede haber vida con otra persona y en mejores condiciones de todo tipo, pero el punto es, ¿hay alguien que quiera luchar por la vida en pareja, por la familia, por los hijos? Es un tema de un gran y extenso debate.

 

Publicado en cuento corto

El cuento de la lengua

Recuerdo haber leído hace mucho tiempo las capacidades destructivas que puede tener según leí en ese libro, el órgano más pequeño del cuerpo, que según dicen es la lengua.

Sin embargo, su pequeñez no le impide hacer cosas buenas en la persona,  como saborear una comida o ayudar a tragar los alimentos. Asimismo, lograr que una persona hable y se comunique que es una de las funciones más importantes. Por otro lado, una de sus características más malas es que puede producir palabras de todo tipo, por eso en el argot popular dicen que una persona es muy venenosa por el tipo de lengua que tiene y las palabras que con ella produce.

En este sentido la lengua también tiene sus diálogos internos propios, como son los que tiene con el paladar y con sus vecinos más numerosos, los dientes. Resulta que el paladar le obliga a hablar hacia arriba y eso es un poco incómodo, por eso no le gusta mucho. Pero por el contrario, entabla conversaciones muy entretenidas con los dientes de adelante de la boca y con quien hace conversaciones realmente fantásticas. Sin embargo, con su mala fama encima la lengua también tiene su cuento.

Los dientes le decían a la lengua si era capaz de ejercitarse (como es su costumbre diaria, cientos de veces al día) sin llegar a ser mordida por los dientes. Los dientes aseguraban que eso era imposible y que tuviera cuidado, porque si ellos la mordían inevitablemente tendría que quedar muda, porque al ser mordida por los dientes saldría el veneno correspondiente producto de años de labor de la lengua. El pequeño órgano juraba que tenía años de práctica y que jamás le sucedería; primero su oficio noble de producir palabras antes de ser vencida por un grupo de dientes que hacen poco más que masticar.

Con lo que no contaba la lengua es que ella no es autónoma, depende de su dueño  y resulta que el día en cuestión el mismo se enfrascó en una trifulca amorosa por celos, lo que significaba que la lengua trabajaría bastante y emitiría los cientos de palabras que estas emociones producen en los seres humanos. No hay que ser adivino para saber que la lengua perdió. En un arranque, el dueño de la lengua habló tan rápido y propinó tantos insultos que le dieron una trompada en la cara al propietario,  que como resultado, la lengua fue mordida por los dientes. ¡Oh sorpresa! los diente sí que tenían su trabajo y lo hacían bien. Fue tal el descargue emocional por celos, que luego de la mordida y correspondiente golpe y discusión, la lengua quedó aturdida por el veneno que resultó de la mordida y no tuvo más remedio que caer rendida y callarse. Había sido vencida por sus vecinos y por las palabras que producía su dueño en arranques emocionales. Al final del día no resultaba tan autónoma y sí que tenía veneno. Lo bueno del asunto es que pasadas las emociones se recuperó del todo y volvió a la normalidad, pero teniendo más por respeto por sus vecinos y por su dueño. Finalmente, todos los órganos del cuerpo tienen su función y aunque quieran ser autónomos funcionan dependiendo uno del otro y de la mente de quien la porta.

¡A cuidarse del veneno de la lengua! que un día lo puede llevar por mal camino y meterlo en problemas. Pobre lengua, lo que duele una mordida de los dientes.

silhouette-woman

 

 

 

 

Publicado en Reflexiones, Superación

Seguir adelante…

Esta frase sin duda plantea un pensamiento positivo, que con toda su fuerza lo es. Me lo comentaba un amigo que tiene un blog y en el que comenta sus luchas internas personales, que son muy interesantes y que le plantean siempre un reto.

Para él la frase termina  “seguir adelante para que veas el sol brillar y puedas encontrarlo más adelante”. Este amigo lo plantea para sus luchas personales. La imagen del sol igualmente es muy fuerte, puesto que la luz solar lo llena todo, lo invade todo, ya sea física o mentalmente.

¡Cuántas veces en la vida nos planteamos si seguir o no seguir! En mi caso particular es extraño que me detenga para no continuar, siempre a pesar de lo que pueda pensar dentro de mi o los temores que pueda tener, me auto empujo y auto impulso porque muchas veces no es opción quedarse sin seguir adelante. Esta imagen del sol brillante es un recordatorio que más adelante el camino puede estar más claro de lo que se mira al principio y que los pasos iluminarán ese sendero que estamos auto trazando.

Estoy más que claro que la vida sin movimiento se estanca, se pudre, se acomoda en cualquier ámbito de la misma y que tenemos que ser muy cuidadosos para realizar un auto exámen periódico que nos pueda indicar cómo estamos.

Es verdad que cuando estamos estancados sin buscar “ese sol” y “ese movimiento” hay síntomas que denotan que no estás yendo para adelante, sino que estás parqueado.  Es básico tener una propia señal detonadora de síntomas, pero lastimosamente solo el tiempo o la reflexión propia son las que indican si acaso sigues buscando al sol más adelante o estás muy acomodado en tu realidad que no va para adelante ni para atrás.

Por supuesto que hay que seguir, no importan las circunstancias que siempre serán variadas o se pueden tornar amenazantes. Además, si acaso en el camino decidimos que se tiene que seguir otra ruta, no hay mejor opción que tomar otro rumbo, pero seguir.

Yo quiero ver el sol al final del camino. Lo voy a tener presente para saber que moviéndome voy a encontrar siempre la luz al final del sendero o las cosas que me lleven por un determinado camino siempre serán nuevas o diferentes. El punto es moverse y seguir buscando la luz, el sol y el camino que se hace al andar. ¡A moverse!

 

sun-over-ocean

Publicado en Reflexiones

¿Dónde re-encontrar a Dios? En la oración

 

 

praying-hands-1379173656P80 (1)

 

Reencontrar a Dios. Esto parece algo contradictorio, puesto que Dios siempre está allí, sin embargo, podemos perderlo de vista.

Gracias al mismo Dios, lo he reencontrado estos días. Sin lugar a dudas, la Iglesia católica con sus medios, me da la oportunidad de poder encontrarlo de muchas maneras. En los sacramentos, en las reuniones donde se habla de la palabra o en la oración.

Todos y de alguna manera hacemos oración y aunque no sigamos un  método, oramos de alguna manera. En mi caso, la iglesia me ha abierto la posibilidad de utilizar la Liturgia de las Horas y poder redescubrir en este tiempo cómo cambia el espíritu cuando empiezas el día con el rezo de los laúdes. Allí me he reencontrado con Dios, en la lectura de los salmos, en las lecturas de los padres de la Iglesia, en la oración contemplativa… y eso que parece que fueran muchas cosas pero todas se hacen a la vez y en un corto tiempo.

Dios a través del rezo de Laúdes me ha permitido volver a verlo y porqué no decir reecontrarlo, aunque nunca se ha ido de mi lado.

Soy un testigo que el espíritu cambia con la lectura de los salmos. El espíritu se aquieta, pero sobre todo llegas a un momento en que la vida se la entregas en el inicio del día al hacedor de la misma, a Dios, y él la pinta distinta, la hace distinta, te cambia el disco de la mente, te revive la esperanza, te cambia la forma de ver la vida, te hace un día distinto y sólo con un pequeño acto de nuestra voluntad.

Estos pocos días, porque son muy pocos, he podido reencontrar esta riqueza que me devuelve el deseo de no perderlo y de hacerlo siempre. Es un tiempo de lucha, porque el espíritu no está exento de ataques o de preocupaciones de cualquier tipo y puede que cualquier día no pueda rezar por razones diversas, pero escribo esto para que no se me olvide de dónde viene  la paz, el sosiego y de donde viene la vida que ahora tiene un sentido completo y distinto.

¡Gracias Dios porque me dejas reencontrarte! Porque eres fiel y siempre estás allí esperando que volvamos a tí. Espero no perder esta frecuencia que necesito todos los días para vivir.

Músculos cansados y caos en medio

RobertoViajeIsrael+060

Sin saberlo tenía desde agosto de 2016 abandonado este blog. Creo que como me decía una amiga, la rutina te atrapa y te “comen” los días sin que hagas cosas distintas o que comuniques cosas distintas a las que hacés diariamente o no ves a otras personas . Sin embargo, todo tiene una razón y se juntó el cansancio mental y físico con los hechos de la vida que nos impactan sin quererlo.

Esta entrada nace por una crisis personal (la mía), que ya terminó y que en medio de cansancios y nervios descontrolados, nuevamente vuelvo a salir a la luz en medio de estas letras.

Entre mis músculos cansados y mi ánimo decaído se entremezcla el caos de la vida moderna. Vivir en el mundo que vivimos hoy en día trae cansancio, angustia y dolor. No ha pasado medio día u horas cuando te das cuenta de la última catástrofe natural o creada por el hombre contra el propio hombre, en las redes sociales,  para saber que sucedió un desastre. Y si ves, los periódicos locales dedican una parte a esto y las redes sociales te atrapan con su inmediatez.

Hoy pensé que era momento de volver a escribir. Los capítulos se cierran, aunque estén cansados los músculos y los momentos que estemos viviendo puedan ser muy duros y oscuros. No todo es gris o negro y en  medio de la paleta de colores de la misma vida encontramos esperanza, paz y color porque de colores está hecha la vida, aunque vivamos en crisis de grises oscuros y de dolor.  Y todo pasa, lo bueno, lo malo; lo feo, lo bonito; lo gris, lo colorido; lo triste, lo alegre y la vida se reinventa día a día, ¿Listos para esta nueva aventura?

Publicado en Uncategorized

La oficina de milagros perdidos

La sonrisa de Verdi

Hay cosas que parecen predestinadas a perderse, y casi todas provocadas por andar con prisa: un paraguas, un boli de tinta azul, un calcetín que se despista en la colada, el resguardo de la tintorería. Pero, sobre todo, la conversación con nuestra pareja. No, no digo eso que hacemos todos delante de la tele con ella al lado a la hora de la cena. Eso no es conversar porque no está ni en la categoría de hablar. Me refiero a conversar. Y voy más allá: conversar con tu pareja de su trabajo. No hablar de su trabajo, no opinar de su trabajo. Digo conversar sobre su trabajo. ¿Y si no lo tiene? Que no tenga empleo no significa que no tenga trabajo. La vida es un trabajo. Y muchas veces mal pagado.

Eso lo estamos perdiendo.

Pero, no sé si lo sabéis, voy a abrir una oficina de milagros perdidos, en donde la…

Ver la entrada original 13 palabras más

Publicado en Reflexiones

¿Recuerdos grises o de colores?

Grey_zone_-_Artwork_of_Bernd_Luz

Autor: Bernd Luz, bajo licencia creative commons

Por Roberto Menicucci

Leyendo a otro autor, pensaba que sólo yo me ponía a pensar en el efecto de los recuerdos. Sin embargo, veo cada vez que más y más personas igualmente le dedican tiempo a idealizar o tachar un acontecimiento, un lugar o a una persona por medio de su memoria.

Dicen que los hechos y las personas se mantienen en nuestra mente tal y como las recordemos y si las llegamos a enfocar mal, vendrán de vuelta de esa forma y si la recordamos bien, será el mejor regalo que nos dará nuestro cerebro. Sin embargo, en mi caso mis recuerdos son de personas, de aquellas queridas que se han ido. No se porque los que ya no están aquí, cerca, conmigo o han dejado una huella en mi, permanecen. Creo que todo es una mala pasada de la nostalgia: por lo vivido, lo compartido o lo hablado en un determinado momento y me pregunto ¿Esto es bueno o es malo?

Me decía alguien que es malo, puesto que la persona se ha marchado y por lo tanto, simplemente hay que dejarla ir. Me cuesta, pero lo estoy intentando. Llámese padre, llámese amigo, llámese relación, llamése familiar, llámese buenos momentos pasados. Sin embargo, creo firmemente que si no pienso en ellos dejarán de existir y es lo que menos quiero, por eso me cuesta tanto.

Recuerdos por etapas

¿Te ha pasado que recordás por etapas? Hoy que escribo esto, pensaba en los compartimientos que mi mente ha ido creando para hacer espacios. Espacios para la mente del niño que fue y del que queda muy poco, recuerdos del adolescente que perdió también y sufrió en esa época de cambios y archivo de la vida de adulto que ha recibido tantas lecciones que ya creo que se tendrían que separar por capítulos y décadas.

¿Es malo el ejercicio de la memoria?

Los laberintos de mi mente y la de todos nosotros son engañosos. Me decía un amigo que me quiere bien, que la vida no es gris, por lo tanto este laberinto sí que se pinta de gris muy seguido y allí sí se vuelve perjudicial este ejercicio vital, pero sin historia no seríamos seres humanos.

Escribía esto porque muchas veces los recuerdos pesan y como me decía una muy querida amiga también hay que dejar ir,  para que la mente descanse, para que ese hecho no te marque más, para que el futuro sea distinto, para que seas más liviano.

Por otro lado, si no tenemos recuerdos pues no tenemos historia. Y lo seres humanos sin historia no seríamos humanidad, sociedad o país . ¿Cómo te va con tu madeja de memoria? ¿Se pinta de colores o es gris? Déjame tu comentario.

 

 

 

Publicado en Viajes

¿Miedo a ofertas de hoteles en línea?

¿Te ha sucedido que quieres viajar, encontrar un hotel y no sabes qué oferta tiene la ciudad dónde te diriges? Sin duda este es un quebradero de cabeza, sobre todo cuando tienes un presupuesto limitado y buscas el mejor hotel, a un precio razonable y sobre todo que sea seguro para ti y tus compañeros de viaje.

Sin embargo, hoy en día esto no es tan difícil, puesto que existen distintas páginas web que pueden hacer este trabajo  y encontrar en la misma ciudad ofertas de ofertas, y hasta hacer el trabajo por ti de pagar la estancia, además de hacer todos los arreglos correspondientes sin que tengas que moverte de tu casa hasta el día de tu viaje y llegar al hotel.

Hoy quiero compartir contigo una opción muy interesante que he encontrado en línea que puede ofrecerte las mejores ofertas de hoteles en una misma ciudad comparando precios, encontrando paquetes vacacionales y hasta aconsejándote sobre el lugar que visitarás o el que quieras visitar en el futuro.

Habitacion_deluxe_patio

Autor fotografía: Jin Freiheittown, bajo licencia Creative Commons

¿Por qué escoger una página web para escoger un hotel y no usar mi intuición?

Simplemente porque es más sencillo. De esta manera, al escoger el destino y el hotel donde te quedarás podrás estar seguro que recibirás el mejor trato posible, además que no te encontrarás con ninguna sorpresa cuando finalmente llegues a viajar.
Una web no sólo está preparada para presentarte una oferta de un hotel en específico. Yo me he encontrado con opiniones muy favorables sobre destinos concretos, con paquetes de viaje de todo incluido, con opiniones buenas y no tan buenas sobre los sitios a visitar, además que hay menos lugar para el engaño.
Las páginas con reseñas hacen posible que toda tu información esté bien protegida, puesto que si no le aportan seriedad a su servicio comprarás una vez y no volverás. Por eso, hoy en día si no hay certeza de cómo se manejan tus datos financieros, si estamos seguros que no se venden nuestros datos para otros fines o a otras compañías, que tu compra está garantizada ya que llegarás al destino que escogiste de antemano, que no hay costos escondidos, pero sobre todo que el cliente es lo más importante sin duda habrás llegado al lugar específico y donde no serás defraudado.

¿Dudas aún?

Yo tenía muchas dudas sobre estos sitios que escogían y hacían comparaciones sobre los hoteles y sitios en particular ¿por qué? Porque pensaba que se trataba de solamente una estrategia de marketing, para atraer clientes y que podrían ser falsas las ofertas publicadas en la web. Sin embargo, qué grata sorpresa me he llevado cuando he encontrado el lugar que he visto en la fotografía y mejorado aún, el precio que pagué ha superado mis expectativas y sobre todo duermo tranquilo porque sé que mis datos financieros están seguros y no tengo que angustiarme que mi tarjeta ha sido clonada o mis datos vendidos.

Decídete, ve por el mejor

Hoy pongo a tu disposición uno de los mejores sitios de ofertas de hoteles que puedes encontrar en línea Top10Hoteles.com ya que no sólo se dedican a ofrecerte lugares de acomodación en la ciudad que prefieras a precios sin competencia, sino que ofrecen paquetes promocionales a destinos específicos, te hablan de los sitios en concreto y hasta tienen un blog donde puedes leer del lugar donde quieras llegar a quedarte. ¡Pruébalo, compara! y luego déjame un comentario cómo ha salido la experiencia. Estoy seguro que será muy buena y que esta experiencia habrá valido la pena de buscar, encontrar y comparar. ¡Vive la experiencia de la compra en línea! Y con esta web que te ofrezco bien vale hacer la prueba.

800px-Las_Vegas_NY_NY_Hotel

Las Vegas New York Hotel, Autor: Flicka bajo licencia Creative Commons