Publicado en Uncategorized

El valor de una sonrisa

Mafalda-comienza-con-una-sonrisa

Recuerdo cuando todavía se iba a estudiar a la biblioteca de la Universidad que había un cartel dedicado al valor de una sonrisa, no se si solo decía esto pues han pasado muchos años, pero decía esto más o menos: ‘una sonrisa no cuesta nada y vale mucho’. Traigo a colación esta frase porque en mi diario vivir manejo en fila por mucho tiempo para hacer distancias cortas en mi ciudad colapsada por el tráfico, y en ese estar detenido por minutos, varios, muchas veces se me cruzan a hablar personas de diferente tipo al estar parqueado esperando poder pasar.

Ese día recuerdo la sonrisa de esta persona, que sin yo saberlo me esperaba todos los días. Es un hombre que se gana la vida limpiando los vidrios de los carros con agua. Resulta que el hombre muy amablemente pregunta si quieres que te laven el vidrio y sí, siempre lo había dejado, pero como ya es parte de mi paisaje diario en tantas intersecciones de tráfico, se me olvida que lo veo.

Recuerdo esta última vez porque llegué a la intersección en cuestión y yo pensando en mis preocupaciones, en lo que tenía que hacer, en que iba tarde, totalmente metido en mis pensamientos y llegó el hombre como tantos días y me regaló una sonrisa y me deseó buen día. Sólo el hecho de interactuar de esa manera tan simple me cambió el día y me ponía a pensar después, este hombre no tiene nada: solo el sol, la esperanza que le den algo los que pasan o que lo rechacen y él viene con una sonrisa y además me la regala. Ese día me hizo reflexionar sobre mí, sobre mi vida, sobre cuánto sonrío y lamentablemente muy poco.

Este hombre me enseñó que en la sencillez de un acto tan humano le puedes cambiar la vida a alguien y así de simple sacarlo de su ‘casete’ mental y volver la mirada hacia otro ser humano. Es cierto lo que decía el cartel de la biblioteca, sonreír no cuesta nada y vale mucho porque con ese simple gesto ya la vida se te cambió o se la cambiaste a alguien.

Sin duda que esto es una tarea pendiente en mi vida, sonreírle más a la vida, a la gente, descansar más de mi eterno cuestionamiento de las cosas y de las personas, de los días, de lo que pasa y no me parece y simplemente vivir y ya, parar con el cuestionamiento.

Y es que me cuesta reír, me lo decía alguien ayer también y es cierto y sobre todo reírme de mi mismo, pues al final yo enserio las cosas cuando son verdaderamente simples. A por la sonrisa como dicen los amigos españoles. Que valga y salga esa sonrisa para cambiarle el día gris a alguien o cambiartelo a ti mismo.

Anuncios

Autor:

¡Hola! Gracias por pasarte leyendo las reflexiones de este que un día se decidió a escribir. Puedo decir que la escritura me agarró a mí en 3er. o 4to. año de bachillerato y empecé a contar con la ayuda de una máquina de escribir los amores de mis amigos de colegio con nombres ficticios en los años 80. Recuerdo que se volvieron cuatro páginas y luego se volvió un juego saber quién era quién. De eso mucho tiempo ya. Soy Licenciado en Derecho con mucha experiencia en servicio al cliente y trato con las personas, además de mucho interés en temas comerciales. La escritura a pesar que es un gusto para mí un día llegó como otra ocupación más de tantas que he hecho en mis 40 y tantos y por azares del destino, además de ganarme el sustento. Un día me vi escribiendo por encargo e investigando para crear piezas de escritura originales aplicando las técnicas de posicionamiento web. Luego avancé más y descubrí los temas que me apasionaban y la lectura continuada de información. Ahora luego de esos "azares" descubrí que la escritura es una de mis pasiones y espero llegar a algún lado con ella, aunque sea solo para que alguien se lleve algo bueno o entretenido de mis escritos. Me gusta mucho leer libros de autores españoles como Julia Navarro que hace novela histórica, o novela negra sueca como la de la Chica del Dragón Tatuado, sin embargo no he de negar que me gusta la literatura "light" como la de Isabel Allende que muchas veces da risa, pero entretiene. Igual me gustan los autores con los crecí que se han ido reinventando como Mario Vargas Llosa o leer libros de autoayuda. También pasé por una etapa de leer vida de santos católicos, pero concluí que no llegaba a ningún lado. Mi propósito es que después de este intento de blog salga algo más interesante. No tengo un estilo definido, puesto que aún ando en búsqueda. Me he dedicado a reflexionar y hablar un poco de mis creencias. Ahora estoy intentando crear historias de recuerdos que me llegan como inspiración para la entrada. Si te sirven de algo mis escritos me alegro y si te pasas por aquí te lo agradezco más. Vivo en Managua, Nicaragua. Centroamérica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s