Publicado en Reflexiones

Afán de recomponerse

Estos días descubrí que tengo un afán de recomponerme. ¿Esto qué es? andar buscando en la red todo tipo de palabras, frases y pensamientos que me dejen algo y que me ayuden en algún aspecto interno de mi vida, el que sea. Sin duda, no es recomponerse porque al final para eso se requiere tiempo y esfuerzo que por leer una frase no va a llegar a cambiar algo en mi interior.

Y recomponerse ¿porqué? porque siempre pienso que estoy inacabado interiormente y que necesito mejorar en muchas cosas. No se si esto es bueno o malo, pero los temas de autoayuda, de llenar aspectos que según yo no están bien en mi van detrás de esas frases.

Algunas de esas frases quedan y las guardo. Otras pasan al olvido y otras me las invento yo mismo y se me olvidan también. El dichoso Facebook me ha estado recordando cosas que escribí hace 4 o 6 años en “mis estados” y la verdad es que finalmente no las he llevado a la práctica. Reacción: autorecriminación, qué mal.

Moraleja: desafanarme por auto componerme, cada cosa se acomodará en su momento y cuando tenga que hacerlo.

Publicado en Reflexiones

La esperanza: ¡si o si!

hOPE

Cuando la vida se torna muy difícil nuestra mente se agobia y se pone en situacion de alerta. Lo mismo cuando los acontecimientos se tornan muy agresivos en nuestro entorno, lo que puede hacer que lleguemos a perder la esperanza. Sin embargo, Dios existe y nos recuerda que cada día tiene su propio afán y que en un dos por tres o al día siguiente las cosas cambiarán y ya no serán las mismas, o el acontecimiento se modificará en sus circunstancias y se podrá resolver o abordar de otra manera.

La esperanza es “un estado de ánimo optimista basado en la expectativa de resultados”, donde esperamos que los mismos cambien y se tornen positivos para dejar atrás la tormenta. Esto es muy cierto.

Creo que los seres humanos sin esperanza moriríamos lentamente, puesto que si nos encerramos en el ofuscamiento de nuestra mente y la dificultades nos vamos a un hueco.

Si por cualquier circunstancia tu vida se torna difícil y crees que no hay remedio para lo que te pasa, haz este ejercicio muy sencillo: mira hacia el cielo y si es al final del día mejor. Verás en el azul del cielo o en el atardecer que Dios te está diciendo ¡aquí estoy! Eso que sientes pasará y lo que hoy ves negro ya no lo será más. Inténtalo, la vida será más fácil y llevadera si dentro de tu interior intentas vivir un día a la vez, mirando al cielo tu vida se pintará de otro color y será color esperanza…

Publicado en Uncategorized

Cuando se pierde la salud

Pensaba estos días en cuanta gente he visto perder la salud y llegar a ese estado donde una enfermedad  doblega y simplemente cambia la vida. Es lo más doloroso que he visto y es hasta cierto punto algo en lo que no pensamos hasta que lo vivimos  o la perdemos, a la salud.

Mis mejores amigos y amigas se han visto en situaciones muy complejas de salud y no encuentro qué decirles, cómo confortarlos, cómo ayudarlos. La ciencia médica y sus “ejecutores” son muy drásticos y no comprenden en su mayoría que detrás de una persona que está enferma hay un ser humano y una familia que está sufriendo y que necesita al menos un par de palabras de ánimo aunque la situación sea muy difícil o hasta irremediable.

¿Es esto una ley de la vida? Es una de las más duras que conozco y bajo ninguna circunstancia quisiera perder mi salud o que alguien que quiero la pierda. Simplemente se me encoge el corazón. Es una ley que no entiendo  y muy difícil de asimilar. ¿La entiendes? Si tienes una pista dímela.